510 Views |  Like

Crisis económica en la moda.

Por: Edgar Tescum.

En medio de una crisis económica mundial, grandes empresas en la industria de la moda luchan por mantenerse a flote, mientras que otras expanden sus cadenas de retail; casas internacionales de moda están apostando por el mercado de lujo latinoamericano. ¿Por qué? pues porque hay con qué.

 

Según Forbes, México es el noveno país del mundo con mayor número de millonarios: 122,000 en 2015 y se estima que la cifra crecerá un 68% en 2020.
Esto nos hace preguntarnos si de verdad estamos en crisis. Pero efectivamente lo estamos, sin embargo algunas empresas apuestan por cambios en el mercado mientras que otras permanecen con el mercado tal como está.
Tal es el caso de Desigual en 2016, pues la firma de moda española redujo ventas, sin embargo ganó más que el año anterior.

 

Diferente fue el caso de French connection, cuyas ventas bajaron fuerte en la búsqueda de conectar con el estilo de vida millenial. Invirtió en una maravillosa campaña para sus productos de lujo. Pero se les olvidó lo más importante: la generación “Y” es pobre. Si bien, es una generación que va por la vida con su bandera de “No me interesan las marcas”, es toda una hipocresía, pues cuando hay con qué, los verás faroleando con su bolsa de (inserte su marca lowcost predilecta aquí)_______ por cuanto rincón puedan.

crisis-moda

Y así toda la industria buscando abrirse camino:
Los argentinos vendiendo ropa carísima en su país, pero vendiendo con éxito en el mundo, (no por nada crecen tan fuerte las importaciones chinas ahora que se abrió el mercado); Guess (estadounidense), planeando abrir tiendas en Europa; La sueca H&M, quiere abrir decenas de tiendas en México; los colombianos estaban en plan de venderle a todo el mundo, pero ahora que hay dinero, se importaron la vida y bajaron el PIB nacional; hasta la argentina MercadoLibre (sí, sí también ahí se vende moda) triunfando fuerte en México como el principal portal de e-commerce, mientras que en el portal de compramodanacional, sólo podemos ver artículos sobre diseñadores y ya no una tienda virtual. Habrá que ver cómo le está yendo a doña Galindo con mexicouture con la venta en línea, pues ya vimos que con sus pop stores, le va re-bien.
El sistema de la moda ya no es el mismo desde que la alta costura no es redituable. Ahora todo puede suceder, siempre y cuando los diseñadores estén listos para las oportunidades que se les presenten. No hay nada peor que tener un golpe de suerte y desaprovecharlo porque el diseñador no daba factura o peor aún, vender una colección completa y perderle porque no supieron sacar los costos.